Translate

domingo

AYUNAR POR LAS ALMAS DE LOS SACERDOTES QUE ESTÁN EN EL PURGATORIO

AYUNOS POR LAS ALMAS SACERDOTALES QUE ESTÁN EN EL PURGATORIO.

28 de Septiembre de 1962.

Hoy, día de ayuno, lo ofrezco por las almas del purgatorio, especialmente por las almas sacerdotales.
El Señor Jesús se refería a que no puede resistir al ruego de la Santísima Virgen. Me dijo, infundiéndolo en la conciencia de mi mente:

JesuCristo a Isabe Kildemann.- "Ya que estas aliviando, hijita mía, este anhelo tan grande que tengo por las almas del purgatorio, ¿sabes con qué te voy a premiar?

El alma del sacerdote fallecido, gracias a que han guardado el ayuno pedido por Mí, de hoy en adelante, a los ocho días de haber muerto, se librará del fuego del purgatorio.

Y cualquiera que guarde este ayuno, alcanzará esta gracia a favor de un alma que esté penando en el purgatorio. (Observación: Si ésta había fallecido en estado de gracia).

Con lágrimas escuchaba sus palabras llenas de majestad y misericordia, que podemos ayudar tan eficazmente a las almas que sufren en el purgatorio. Mi alma se estremeció cuando me comunicó esta nueva y enorme gracia y, al salir de la santa misa para ir a casa, Jesús me dijo en voz baja en mi alma:

El Señor Jesús me pidió que dejara por escrito especialmente aquello de cómo podemos ayudar a las ánimas que sufren en el purgatorio:
JesuCristo- "Por observar el ayuno pedido por Mí, las almas de los sacerdotes, al octavo día después de haber muerto, se libraran del del fuego del purgatorio".

(EL AYUNO ESTRICTO: DURANTE UN DÍA DE LA SEMANA SE DEBE TOMAR TAN SÓLO PAN Y AGUA, GENERALMENTE ÉSE DÍA PUEDE SER EL DÍA LUNES).

REZA EL SANTO ROSARIO POR LAS ALMAS DE LOS SACERDOTES QUE ESTÁN EN EL PURGATORIO

5 - 7 de octubre de 1964.

Llevo ya más de tres años que guardo, a petición del Señor Jesús, este ayuno estricto de pan y agua de los días Lunes por la liberación de las almas sacerdotales que padecen sufrimientos en el Purgatorio.
Al regresar hoy, Lunes de la Santa Misa, mi cuerpo se debilitó tanto con los dolores que después de unas horas me sobrevino un hambre terrible.

No aguanté más y tomé alimentos para saciar las ganas de comer que sentía. En mi gran pena de no poder llevar ahora a las almas sacerdotales a la Presencia de Dios y porque esta compasión se acrecentaba más y más en mi alma, pregunté al Señor Jesús qué debía hacer, cuando comenzado el ayuno es interrumpido, como en mi caso, por mucha hambre.

En mi alma reinaba gran oscuridad y silencio. El Señor Jesús no me dio respuesta alguna.

Aun al tercer día me desperté sintiendo compasión por las almas sacerdotales en sufrimiento. Y mientras pensaba en esto, la Santísima Virgen hizo oír sus palabras bondadosas en mi alma y me dijo:

-Santísima Virgen.- "Mi hijita carmelita, reza el Rosario completo y asiste a una Santa Misa que sea ofrecida por el alma que está en el Purgatorio. Así puedes recuperar el atraso causado por tu debilidad, el hambre.
El alma del sacerdote saldrá del purgatorio e irá a la Presencia de Dios".

Me quedé muy conmovida por esta propuesta bondadosa. Con lágrimas agradecí a nuestra Madre Celestial que en mi debilidad ayudo a liberar a las ánimas. Regresó a mi alma la fuerza y la tranquilidad.

PETICIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN: QUE GUARDEMOS AYUNO LOS DÍAS LUNES

15 de agosto de 1980.

El Señor Jesús y la Santísima Virgen me hablaron alternando entre sí. La palabra de la Santísima Virgen con firmeza pero amorosamente y con energía resonó en mi alma.

Pidió al clero, a las personas consagradas a Dios (sacerdotes, obispos, monjas, religiosos, religiosas) y a todos los fieles cristianos en todo el mundo que, teniendo modo de hacerlo, guardaran los días "LUNES AYUNO A PAN Y AGUA".

El Señor Jesús: "La Iglesia y el mundo entero está en grave peligro y ustedes con sus fuerzas no pueden cambiar la situación.
Sólo la Santísima Trinidad puede ayudarles a ustedes, a la intercesión concertada de la Santísima Virgen, de todos los ángeles y santos y de las almas liberadas del purgatorio con la ayuda de ustedes".

Según la comunicación de la Virgen Santísima:

-Santísima Virgen.- "Los sacerdotes, si observan el ayuno del día lunes, en todas las Santas Misas que celebren ésa semana, en el momento de la Consagración, liberarán; multitudinariamente (*1) a las almas del purgatorio".

"Las personas consagradas a Dios y los seglares que guarden el ayuno del día lunes, en ésa semana cada vez que comulguen, en el momento de recibir el Sagrado Cuerpo del Señor Jesús, liberarán multitud de almas del purgatorio".

(*1) Isabel preguntó más tarde: -¿qué significa multitudinariamente?
¿Un mil, un millón de almas?

Jesús le contestó: - "¡Más, mucho más que éso!"

Isabel:- De todos modos, quisiera saber, ¿cuántas almas son?

Jesús le contestó :- "¡Muchas almas, muchísimas, son tantas las almas que no se puede expresar con números humanos, no lo entenderías!"

CONSEJOS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN SOBRE EL AYUNO DEL DÍA LUNES

¡No pasemos hambre sino comamos abundantemente pan y tomemos agua!

Podemos poner sal sobre el pan.
Podemos tomar vitaminas,
tomar las medicinas si padecemos alguna enfermedad ó dolencia,
y todo lo que sea indispensable para nuestra condición de ayuno, pero no como para disfrutar de ello.

-Santísima Virgen.- "Quienes de ordinario guardan el ayuno del día lunes, les es suficiente guardarlo hasta las seis de la tarde (18:00 Horas). En este caso, recen un rosario de cinco misterios en ése mismo día por las Almas del Purgatorio".

OBSERVACIÓN:

Para ver cuán eficaz medio tenemos en el ayuno, encontramos ejemplos en el Evangelio. Pensemos en la acción curativa de los discipulos en san Marcos 9, 14. Le preguntaron a Jesús sus discípulos:
"¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo (al demonio)? Él les dijo:
"Esta clase de demonios con nada puede ser arrojada sino con la intensa oración y el ayuno" (9, 28).
En nuestra época, esta misma clase de demonios es la quiere dominar a las almas, con toda clase de perversiones, lujuria, robos, asesinatos, y toda clase de mentiras.

Si tienes deseos de ayunar, ofrécelo;
por las almas del purgatorio,
para arrancarle almas al demonio,
para cegar a satanás y su obra maligna, y por sobre todo por la conversión de los pecadores y evitar que vayan al infierno.

Desde la hora del desayuno hasta las 18:00, las seis de la tarde, sólo tomaremos pan y agua, abundante pan para no pasar hambre y mucha agua.

Lo importante es hacerlo con amor y con convencimiento de lo que hacemos, seguramente encontraremos dificultades, tratemos de sortearlo rezando en todo momento para vencer las dificultades y las tentaciones y llegar hasta el final del ayuno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario